Dudas de Redacción >> Nivel léxico >> Letras sinfónicas

Palabras en juego

Especial Eurocopa 2008

Letras sinfónicas

Jesús Castañón Rodríguez

La Eurocopa de 2008 llega hoy a su final con un partido entre Alemania y España que constituye una invitación a soñar, una vez que Enrique Iglesias interprete la canción oficial "'Can You Hear Me?".

El campeonato ha sido un concierto de letras sinfónicas en el que el contraste del ritmo de de los escritores, los repiqueteos de los teclados de la tribuna de prensa, el relato coral de la hinchada y las melodías del canto de los goles se han entrecruzado y reforzado hasta transportar hacia la euforia a la fantasía y la emoción del idioma.

Este recital de expresiones, que unen la voz a los sentimientos de corazones atrapados, ha creado para la cancha la "oranje revolution" o doble pivote defensivo que formaron Ingelaard y de Jong con Holanda, ha contado con expresiones habituales en el periodismo argentino como las "semis" para referirse a las semifinales y ha difundido voces poco frecuentes como "encimar" para describir el acoso al rival o "acalambrar" y "encalambrarse" para indicar el padecimiento de calambres por los jugadores.

En el relato periodístico ha rescatado la descripción impresionista por colores, combinando los tradicionales "azzurra" (Italia) "blue" (Francia), y "oranje" (Holanda) con el asentamiento de la "roja" (España).

Y tras el eufórico "El día 22, Italia dijo adiós" que cambiaba las estadísticas fatalistas, ha surgido el pensamiento positivo de la hinchada con un "¡Ya podemos, oé!" que aprovecha la melodía del "¡A por ellos, oé!".

Estas horas previas a la final son un viaje hacia la esperanza, un tiempo de espera para saludar al triunfo en clave de gol. Independientemente del resultado final, la apoteosis del torneo ha estado en la derrota del pesimismo de una eliminación en cuartos de final.

Y para el idioma, en su aportación a la revitalización y creación del lenguaje en una fiesta de plena participación social: diccionarios institucionales, nuevas formaciones de palabras, acortamiento del nombre del torneo y renovación de los cánticos de la hinchada y de voces relacionadas con equipos, jugadores y detalles del juego.

Publicado en La Nueva España, Oviedo, 29 de junio de 2008.