Dudas de Redacción >> Nivel léxico >> Mara Villa 2

Palabras en juego

Especial Eurocopa 2008

Mara "Villa" 2

Jesús Castañón Rodríguez

En los últimos tiempos, la comunicación del fútbol ha llevado la alegría al pueblo haciendo latir sus emociones al compás del sonido de teclados de portátiles, de las melodías del canto del gol y del coro de múltiples voces con protagonistas y seguidores.

Su lenguaje es un juego de asociación libre de ideas para crear instantes mágicos y emocionantes, un arte que transmite experiencias envueltas en frases simples para ser vividas en el clamor y la fascinación.

En esta edición de la Eurocopa, el lenguaje periodístico ha atendido al nombre del campeonato, ahora llamada la "Euro" tras el juego de palabras del titular del diario "L'Equipe" "C'est l'heure de l'Euro", y ha rebautizado al "jugador número 12" o "afición" en "la marea roja" con claras influencias de la fórmula 1.

Ha seguido los resultados de equipos y jugadores. Primero, con titulares como "Portugal presenta su candidatura" tras su primera victoria, "Milagro a la turca" para relatar su victoria frente a Suiza y "Remontada 'B'" para hacer referencia al triunfo de los suplentes de España sobre Grecia. Y segundo, con el rendimiento de jugadores españoles como "Doctor Fábregas y Mr. Cesc", la actuación de Xavi en el primer partido "con el mono de trabajo por encima del smoking", las valoraciones sobre "El Guaje" Villa a partir de la palabra maravilla hasta llegar a un ocurrente "Mara "Villa" 2" o el siempre presente "San Iker" en la tanda de penaltis.

Además, ha llegado hasta los detalles del juego. Lo que en tiempos de Matías Prats era "jugar en la posición teórica de interior" se ha convertido en "correr por el callejón del diez" o "ir por el carril del ocho", "cambiar la dirección del juego" ha pasado a ser "ensanchar el campo", el control en carrera de una pelota a media altura con el pie ha evolucionado de "controlar, matar o pinchar" a un "dormir la pelota" y la duda de un portero al realizar una salida aparece como "quedarse entre los palos, colgado del larguero".

El cambio de la reciente historia deportiva, que es la superación de los cuartos de final por la Selección española, pronto traerá nuevas expresiones del lenguaje periodístico para saludar con furor la aspiración al triunfo final.

Publicado en La Nueva España, Oviedo, 25 de junio de 2008.