Reseñas >> Deporte en general >> El legado de los sueños a toda velocidad

 

El legado de los sueños a toda velocidad

 Jesús Castañón Rodríguez    (Idioma y Deporte)

 

Palabras clave: Museo. Automovilismo. Fórmula 1.

Key words: Museum. Motor racing. Formula 1.

Desde el 26 de junio de 2015, se puede visitar el Museo y circuito de Fernando Alonso en la localidad asturiana de Llanera, en las proximidades de Oviedo.

 

El museo

Las salas de exposición del Museo, organizado en dos plantas, repasa la historia del piloto desde sus inicios hasta la actualidad.

En primer lugar, refleja su paso por las carreras de karts entre 1983 y 1996 con competiciones en varias categorías: kart infantil, kart cadete, kart júnior y kart Inter-A.

Segundo, presenta el relato de su presencia en la Fórmula de promoción entre 1999 y 2000, tiempo en el que compitió en Fórmula Nissan y Fórmula 3000, formó parte del equipo Astromega y fue convocado por Minardi para hacer una prueba como piloto de fórmula 1.

Tercero, narra su vida en la Fórmula 1, desde 2001 hasta hoy. El interés de Ferrari para que fuera probador de coches, el primer fichaje por Renault y su cesión a Minardi y la trayectoria por los equipos European Minardi (2001-2003), Renault (2003-2006), McLaren (2007), Renault (2008-2009), Ferrari (2010-1014), McLaren-Honda (2015) conforman el recorrido.

Cuarto, hay un apartado dedicado a los equipamientos usados a lo largo de la vida deportiva: cascos, botas, guantes y monos.

Y quinto, se puede acceder a varios recuerdos y trofeos: El de Primer clasificado del Campeonato del Mundo de 2006 y el de Segundo clasificado del Campeonato del Mundo de 2010, los galardones como tercer clasificado en Malasia 2003 que fue su primer podio, Brasil 2003 y 2005 y, por supuesto, los obtenidos como primer clasificado de los Grandes Premios de Hungría 2003, Alemania 2005, España 2006, Mónaco 2006, Japón 2008, Italia 2010, Singapur 2010, Europa 2012, China 2013 y España 2013.

Este material se completa con reconocimientos como los concedidos por la Gala del Deporte Asturiano, el Premio Príncipe de Asturias, nombramiento de hijo predilecto de Oviedo… así como con 270 elementos de su vida en las carreras: 17 monoplazas, los coches con los que conquistó dos títulos mundiales, la bandera con la que actuó en Las 24 Horas de Le Mans…

 

El circuito

El circuito, con una cuerda de 1.800 metros, está inspirado en curvas y tramos de sus trazados favoritos en los circuitos de: Jarama (Madrid), Montecarlo (Mónaco), Yas Marina (Abu Dabi), Suzuka (Japón), Interlagos (Brasil), Parma (Italia) y Valencia. Cumple la normativa internacional de la Federación Internacional de la Karting-FIA y está hecho con el fin de acoger pruebas internacionales.

 

Epílogo

El Museo y circuito Fernando Alonso es la historia del piloto más joven en conseguir ser campeón del mundo de fórmula 1. Una historia de superación, con sus ilusiones y frustraciones, que permite el acceso del público al bien cultural del deporte acercándole el automovilismo profesional.

 

 

Artículos publicados en la sección Palabras en juego sobre Fernando Alonso

 

Bruma, rumba, abrum

Jesús Castañón Rodríguez

Fernando Alonso ya es campeón del mundo de fórmula-1. Asturias ruge entera de felicidad. Para el lenguaje, esta temporada ha sido una ocasión para disfrutar con el trabajo de tres ovetenses que han subido continuamente al "cajón" (podio).

Uno, en el bólido: Magic Alonso. Piloto, al que hemos visto conducir su "monoplaza" pulsando en el volante las funciones: "abandon" (liberador del cambio para empujar el coche), "arm" (para montar la caja de cambios), "ecu" (control de mando de motor), "fire" (extintor), "ign" (encendido), "mode" (cambiador del modo de operación), "RWL" (luz trasera), "trim" (controlador de flujo de combustible)...

Los otros dos, el periodista Antonio Lobato y el cantante Ramón Melendi, con sus relatos de las carreras, del espectáculo del circuito y de las emociones de la gente.

El periodista televisivo ha difundido el Circo de la fórmula-1 desde sus múltiples pistas: "circuito", "parrilla de salida" y "paddock" (zona que comunica el circuito con los talleres). Ha logrado que la atención volara a 360 km/h por la "recta principal" y tuviera adherencia en las curvas para evitar "trompos" (giro del vehículo sobre la dirección que lleva) y "derrapes" (desviación lateral de la dirección en que se va). Sus palabras han acompañado las trazadas por la "curva rápida" (dos ángulos abiertos que el piloto toma lo más recto posible), la "horquilla" (recodo cerrado en el que se gira 180 grados) o la "chicane" (zigzag que interrumpe una recta). Y ha popularizado el "chupete" (el cartel reversible que indica que el piloto pise el freno o salga en una parada en ruta), las interioridades del "box" (el taller) y las múltiples acciones que ocurren en los pocos segundos de "pit-stop" (parada en boxes).

Melendi ha dado la nota convirtiendo, por rumbas de colores, a su compañero del Instituto de San Lázaro en el Rey del viento, en el niño que tras caer en una marmita de sidra es ahora una bala azul que transforma los días negros en jornadas de emoción.

Gracias a estos ovetenses, la vivencia apasionada de la fórmula-1 ha hecho desaparecer la bruma del horizonte y hoy todo es felicidad. Melendi ha bailado sus letras en una rumba y Fernando Alonso las ha acelerado en un abrum, abrrrruuuuummm para llevársela con el viento. Es un gran día para la historia del deporte.

La Nueva España, Oviedo, 19 de septiembre de 2005.

 

El tango de "Alonso Bond"

Jesús Castañón Rodríguez

 

Ayer, terminó el campeonato del mundo de fórmula 1 con el Gran Premio de Brasil. El circuito de Interlagos, con sus 119.000 espectadores y su recorrido de 305,90 kilómetros en 71 vueltas, puso el broche a una temporada en la que Fernando Alonso no pudo revalidar el título por los requiebros del destino.

Para el relato deportivo, ha habido ingredientes propios de un tango: una invisible fuerza opresora dispuesta a frenar excesos de talento, adversidades perversas que intentaron hundir un vivir, la épica lucha del protagonista y su queja amarga, una vida deportiva entre espinas en un torbellino de pasiones irracionales… Y elementos de las películas de James Bond: acción, vehículos de alta tecnología, secuencias imposibles, historias de corazón, espionaje industrial, amistades peligrosas…

Ha sido el relato de la aventura humana que cruza los pasillos de la historia con pasiones, intrigas, crueldades y vicisitudes que llevan al éxito y al ocaso. Y todo ello, dentro de la misma escudería.

El trazado de Interlagos, con nueve curvas a la derecha y cuatro a la izquierda, llevaba a la nostalgia de 2005 con expresiones como "Si esto es un sueño, que no me despierten", la "marea azul" y al recuerdo de la imaginación popular que transformó las hazañas en canciones de Melendi, obras teatrales como "Alonsomanía" de Carlos Alba y latiguillos para la conversación coloquial como "si pestañeas, te lo pierdes" o la "fórmula 1 en estado puro".

Toca desmontar las piezas de esta temporada y dejar atrás la aventura del pibe "Alonso Bond" y su sufrimiento por las ilusiones robadas. Empieza un nuevo tango: la búsqueda esperanzada de un camino que se acaba haciendo realidad tras una permanente lucha.

Gracias a Antonio Lobato y Telecinco por sus aportaciones de estos años al lenguaje periodístico. Las carreras han encandilado las pupilas de Asturias, han sido un espectáculo "sólo para sus ojos" y han dado a la audiencia una clase sobre lo que abarca el periodismo actual para el juego del lenguaje: la descripción de la acción deportiva, las emociones de las gradas, las expresiones y las decisiones de los pasillos de la historia.

La Nueva España, Oviedo, 22 de octubre de 2007.

 

__________

(*) Jesús Castañón Rodríguez es profesor y escritor. Ganador del Premio de Poesía Deportiva Juan Antonio Samaranch en 1990, del Premio Iberoamericano en Honor a la Calidad Educativa en 2004 y del Torfeo Rey Pelayo, en 2014, que otorgan el Gobierno del Principado de Asturias y Asociación de la Prensa Deportiva del Principado de Asturias

 

Cómo se cita este artículo

CASTAÑÓN RODRÍGUEZ, Jesús: “El legado de los sueños a toda velocidad”. Idioma y deporte [en línea]. 1 de marzo de 2016, número 181. [Consultada: 1 de marzo de 2016]. Disponible en Internet: <http://www.idiomaydeporte.com/resenas/el-legado-de-los-suenos-a-toda-velocidad.php> ISSN: 1578-7281.